28
Nov

Juegos tragaperras , qué son

Máquinas tragaperras: ¿Qué son?

Por lo general, dependiendo del lugar donde se las conozca, las cosas tienen un nombre distinto. Tal es el caso de estas máquinas, que en España se conocen como tragaperras y en muchos lugares de Hispanoamérica se designan como tragamonedas.

Para quienes no lo sepan, estas máquinas consisten en una pantalla de llamativos colores, en cuya parte central saltan a la vista varios carretes giratorios (en el caso de la máquina más sencilla son tres), que muestran figuras frutales o de otro tipo, como estrellas, palos de baraja, números, etc.

Las más tradicionales, incorporan un mango en su costado derecho (muy molesto para los zurdos), que al tirarlo, pone en movimiento los carretes. La razón de que la manija se ubique al costado derecho es que la mayoría de personas es diestra. Veamos la secuencia de funcionamiento.

Para empezar, debemos introducir una moneda, que, dependiendo de la máquina, puede ser desde 25 centavos hasta un dólar, o más, dependiendo del tipo exacto de máquina.

Suponiendo que se trata de una máquina que otorga un premio conocido como “Static jackpot”, es decir un premio con valor fijo, la moneda usual sería de 25 centavos. De inmediato la máquina “adquirirá vida”, iluminándose e iniciará una musiquilla muy particular de estas máquinas, como preámbulo al inicio del juego. Luego sólo resta tirar de la palanca, los carretes empiezan a rodar y la música se torna más animada. Finalmente cada bobina se detiene en una figura determinada, en cualquier orden. Si las tres figuras de los carretes coinciden, el usuario gana el premio, que cae en una bandeja de la máquina, ubicada en la parte inferior, consistente en la cantidad de monedas equivalente al valor del premio anunciado en alguna parte visible de esta.

Por supuesto, son indescriptibles las emociones que siente un jugador en cuanto esto ocurre, sin contar con la multitud de curiosos que atrae el evento. Más aún si se toma en cuenta que el usuario buscaba desde el principio que llegara ese instante, y además, nada se compara con la emoción de ganar un premio.

Por su facilidad (no requiere dominar reglas de juego complejas), las máquinas tragamonedas son sumamente populares entre los visitantes de cualquier casino físico. Actualmente hay máquinas electrónicas muy atractivas, que además ofrecen varias líneas de carretes, para aumentar las posibilidades de obtener premios, aunque es necesario introducir más monedas.

En internet, su popularidad va en aumento, al igual que otros juegos de casino, con el detalle de que muchas personas prefieren jugar a las máquinas tragaperras online por la razón ya explicada de su facilidad de uso, y además atraen sus simpáticos diseños y los bonos que loscasinos online suelen ofrecer a los recién llegados y a los clientes frecuentes, algo que es muy raro o inexistente en los casinos en vivo.

Back to Top